Leyendas de Barcelona: la inquietante historia del Casino de la Rabassada

share on:
casino de la rabasada

Del lujo a la ruina. Esta es la historia del Gran Casino de la Rabassada, el mayor templo del juego que ha tenido Barcelona.

La carretera de la Rabassada es de esos lugares que ponen los pelos de punta, pues en ella ocurren tantos fenómenos paranormales que hasta Íker Jiménez se haría  caquita en los pantalones. Uno de ellos tiene que ver con el Gran Casino de la Rabassada, una construcción faraónica que a principios del siglo XX acogió a la alta burguesía catalana y que hoy, está en ruinas.

casino de la rabassada

En 1899 se inauguró en Sant Cugat del Vallés un hotel casino de dimensiones majestuosas. Fue símbolo del lujo y la bonanza económica de aquellos años en los que Barcelona estaba en plena expansión. Tenía grandes salones repletos de baile y música, restaurantes en los que cocinaban los mejores cheffs de París, jardines que emulaban el Edén y hasta su propio parque de atracciones.

casino de la arrabassada

Una de estas enormes habitaciones era una sala de juego dedicada a la ruleta, gracias a la cual se ganaron y perdieron cuantiosas fortunas. Se cuenta que había una cámara insonorizada con una pistola para que aquellos arruinados desesperados se quitaran la vida.

casino de la arabassada

 

En 1912, la dictadura de Primo de Rivera prohibió el juego, lo que supuso la ruina de este símbolo del despilfarro. Primero cayó el Gran Casino y después, el hotel. Durante la Guerra Civil, se utilizó como cuartel general y sede de varios fusilamientos.

Hoy día, quien lo visita solo encuentra una montaña de ruinas envueltas en un halo de misterio y muchos muertos sin nombre.

leyenda negra de barcelona

Deja un comentario