Secretos de Barcelona: ¿Quiénes se besaban en el Carrer dels Petons?

share on:
carrer dels Petons

Es de noche y estás perdido por el barrio de La Ribera y no sabes muy bien para dónde tirar. Te gustaría haber estado más atento en clases de astronomía para seguir las estrellas o que simplemente tu móvil de última generación tenga un aguante de batería de más de diez segundos (malditas pantallas gigantes). Pero no, hoy no es tu día de suerte.

O sí, porque dando tumbos por las calles has entrado en un callejón sin salida y te has enamorado (un poquito más) de Barcelona.

carrer dels Petons
Fuente: http://www.blaugranas.com

Ese callejón perdido es el Carrer dels Petons (Calle de los Besos) y su historia merece la pena.

O sus historias, porque son varias las versiones.

La más formal es la que da el ayuntamiento. Y puede ser la más creíble. Se tienen registros de la existencia en el Siglo XVII de un tal Joan Pontons. Al parecer era un vecino bastante popular y querido de la calle. Por lo que fuera su apellido fue evolucionando al apodo Petons y renombraron la calle en su honor. Que sí, que es algo muy bonito y todo un señor detalle de la ciudad, pero nosotros preferimos la segunda versión:

Se cuenta que, en la época en la que no era un callejón sin salida, daba al lugar donde antiguamente se ejecutaba a los presos que habían sido condenados a la horca. El Carrer dels Petons hacía de “corredor de la muerte” y era allí el último lugar donde los reos se despedían de sus familias. No faltaban entonces en el callejón las lágrimas, los abrazos… y los besos.

Deja un comentario