Barcelona tiene punto G y está en Luxtal

share on:
Luxtal

¿A que no sabes lo que es el columpio del amor? Si tu respuesta es sí es que eres muy travies@. Tanto que a lo mejor nada de lo que venga en este post te sonará a nuevo, aunque sí a apetecible. Pero si nunca has oído hablar de él estás de enhorabuena, porque es una de las posibilidades que se abren ante ti en el nuevo y erótico mundo de Luxtal.

luxtal2

¿Qué es Luxtal? Bueno, quizás podamos mantener la incógnita con el columpio del amor (a no ser que tu paciencia no pueda esperar a desvelarla pinchando en este link) pero lo que no podemos demorar más es en explicarte esto. Porque si no lo sabes, está claro que lo necesitas. O al menos, necesitas saber que algo así existe.

Luxtal es, por decirlo de alguna forma, una posible solución a tus problemas de pareja. Al tedio, a la rutina, al conformismo… A todo aquello que no ocurre y debería ocurrir. En definitiva, a ese vacío cuesta abajo en tu vida amorosa bajo las sábanas. O si no es el caso, puedes tomártelo como una forma de ampliar miras (y camas). Por decirlo de otra forma, y para que te quede claro por si aún no te has catado de qué va el rollo, Luxtal es una luz nueva en tu experiencia sexual a través de un servicio de habitaciones por hora. Tu pareja y tú (o más personas si la cosa se tercia) podéis acudir a sus instalaciones (en Barcelona tienes dos, Luxtal 123 y Luxtal 177) y disfrutar de la intimidad, el ambiente y la lujuria que ofrecen cada una de sus habitaciones. Porque si algo tiene Luxtal, aparte de la privacidad y discreción que necesitan espacios así, es la variedad.

Luxtal

Luxtal ofrece hasta tres tipos de habitaciones diferentes para todos los gustos. Puedes dejarte llevar por el relax de un baño subido de temperatura en la Classic Jacuzzi, probar un buen registro de posturas en el sillón tantra de la habitación del mismo nombre o combinar ambas en una noche inolvidable en la Suite Deluxe Galaxia dejando volar tu imaginación hasta límites que no sabías ni que podías llegar (créeme, se aprende mucho sobre uno mismo allí dentro y la experiencia siempre te la puedes llevar a casa). En todas ellas encontrarás un espacio para dar rienda suelta a tu imaginación y explorar. Desde luego, las habitaciones dan todo lo necesario para jugar a reinventarse. Solo depende de cogerlas con una buena actitud y dejar atrás los tabúes y prejuicios de los que no hay que avergonzarse.

En sus habitaciones puedes disfrutar de las ventajas más sensuales que puedas imaginar y que al menos yo no encuentro en mi casa, no sé vosotros. Desde camas del tamaño de tu propio cuarto, jacuzzis de gran capacidad, los mencionados sillones tantra, televisiones con canales para adultos, música sugerente propia para la ocasión y, como no podía ser de otra forma, todo tipo de juguetes sexuales para hacer las delicias de cada uno. No hay excusa para no desatar la pasión, una vez se cierran las puertas de sus habitaciones, y encender la llama del amor para que no se vuelva a apagar. O avivarla hasta que queme como nunca.

Como extra, no está de más saber que puedes pasarte 12 horitas por la cara en Luxtal con un sorteo que te abrirá las puertas de este paraíso de pasión, amor y lujuria.

Deja un comentario