La leyenda de las 13 ocas de la Catedral de la Santa Creu i Santa Eulàlia

share on:
ocas de la Catedral de la Santa Creu i Santa Eulàlia

El claustro de La Seu es toda una joyita, eso es innegable. Tiene tantos detalles que podríamos dedicarle un artículo a cada uno de ellos y nos quedaríamos tan a gusto, porque lo merecen. Desde el jardín, el estanque, la estatua de Sant Jordi o las insignias medievales de los gremios de Barcelona en el suelo hasta su “ou com balla” (del que hablaremos otro día) o el clásico belén de Navidad. Pero en este artículo vamos a centrarnos en lo que tiene más vida del claustro, las 13 ocas blancas que lo habitan.

¿Por qué ocas? ¿Por qué trece? El animal en cuestión y el número de ellos no es casualidad.

ocas de la Catedral de la Santa Creu i Santa Eulàlia

Son varias las leyendas relacionadas con esta particular estampa, pero la más popular de ellas es la relacionada con la vida y muerte de Santa Eulàlia, copatrona de la ciudad y enterrada en la cripta de la Catedral.

Santa Eulàlia pastoreaba ocas en Sarrià y cuenta la leyenda que con la edad de 13 años, fue condenada a 13 martirios (uno por año) por negarse a renunciar a la fe cristiana en plena época romana. Los martirios no fueron precisamente poca cosa y acabaron con la crucificación de Santa Eulàlia en una cruz con forma de aspa, icono que sería usado posteriormente como emblema de la catedral y la diócesis.  De esta forma, el número de ocas nos recuerdan a la edad a la que murió la copatrona y la cantidad de castigos que sufrió por su fe.

Fuente de la foto de portada: magicabarcelona.com

 

Deja un comentario