6 Curiosidades de la coca de Sant Joan para chuparse los dedos

share on:
curiosidades de la coca

No se entiende Sant Joan sin fogatas. No se entiende Sant Joan sin verbenas. Y por supuesto, no se entiende Sant Joan sin nuestras típicas cocas. Estas son algunas de las curiosidades de uno de los dulces más típicos de estos días. Y más ricos, no seamos falsos modestos tampoco.

  • Lo primero que hay que explicar para evitar la broma fácil es de dónde proviene su nombre para evitar el chiste fácil. Esta coca proviene de ‘kok‘, una palabra holandesa que significa pastel. De hecho, de ahí derivan también la inglesa ‘cake’ y la alemana ‘Kuchen’. En definitiva, que la coca de Sant Joan es simplemente el pastel de Sant Joan. Podrá parecer simple, pero el nombre no puede estar mejor puesto.
  • Aunque cuesta fecharlas, las primeras cocas de las que se tienen conocimiento se elaboraron sobre 1860 y para 1900 ya no se podía concebir Sant Joan sin ellas. Por el estómago es fácil conquistarnos.
  • Su forma tradicional era redonda y con un agujero en el centro. Vamos, parecían más un donut gigante que las cocas a las que estamos acostumbrados hoy en día. Se hacían de esta forma para representar el sol en el día más largo de año.
  • Ahora la cosa ha cambiado y su forma actual (más o menos el doble de largo que de ancho) tiene relación con la duración del día y la noche de Sant Joan.
  • Se estima que durante Sant Joan se pueden llegar a vender hasta 1,6 millones de ellas. Algo así como una coca por cada cuatro catalanes de media.
  • En España existen otras variantes, como la coca de Sant Joan d’Alacant (hecha con verduras y atún) o la coca bamba, dulce en forma de espiral propio de Menorca también conocido como ensaimada menorquina.
curiosidades de la coca
Fuente: commons.wikimedia.org

Foto

Deja un comentario