Calles peatonales de Barcelona con mucho encanto

share on:
4f8016ff62ed7s999277

Hoy nos sentimos poéticos, por lo que nos tomamos la licencia de decir que Barcelona es como Las 1001 Noches, ya que cada día te descubre algo que desconocías sobre ella. Sus monumentos, su gente y sus calles han sido llevadas al cine en más de una ocasión y no es para menos. En este artículo, hacemos referencia a algunas de sus calles que tienen la fortuna de ser peatonales y no se ven invadidas por el tráfico y que además, rezuman encanto:

Carrer d’Enric Granados

Esta calle del Eixample lleva el nombre del famoso compositor y pianista español que creo la escuela de piano en Barcelona. A pesar de encontrarse en pleno centro (entre Consell de Cent y la Diagonal), su ubicación “aislada” del bullicio la convierte en un punto de encuentro perfecto para relajarse del estrés diario. Además, es un enclave perfecto para tomar el brunch o pensándolo bien, cualquier comida del día, porque también tiene un montón de restaurantes y bares para salir bastante satisfecho de ellos.

Enric-Granados-Barcelona-Street

Carrer de Petritxol

Ya lo dice el refrán Al pot petit hi ha la bona confitura, y esta calle cumple al 100% con ello con sus apenas 129 metros de largo y tres de ancho. En 1959 se convirtió en la primera calle de Barcelona en tener acceso exclusivo peatonal y a todo el encanto que tiene esta calle del Gótico hay que añadir  que está llena de chocolaterías, algunas de ellas frecuentadas por Salvador Dalí.

IMG_20170121_150624_HDR-01

Carrer Tallers

Quien haya pasado por ella sabrá que es una calle llena de contrastes. Antaño estaba llena de talleres dónde trabajaban con el hierro y la madera, ya que es una de las antiguas calles medievales de la ciudad. Ahora está repleta de todo tipo de tiendas alternativas, sobre todo de música y antigüedades.

30693558

 

 

Passatge Sert

Es uno de esos lugares a los que hay que ir a posta, pues está bastante escondido (entre la calle Trafalgar y Sant Pere més Alt). Adentrarse en él es alejarse en cuestión de segundos de Barcelona: silencio, balcones llenos de vegetación y pocos peatones. Aunque hace unos años parecía estar olvidado, últimamente han reformado varios locales y edificios de la zona y hay incluso algún comercio de diseño.

_DSC8847

 

Carrer del Arc del Teatre

Se trata, literalmente, de una calle de novela, ya que aparece en la famosa obra ‘Diario de un ladrón’ de Jean Genet. En el siglo pasado estuvo ocupada por prostíbulos y casas de muy mala calidad destinadas a los bajos fondos de la sociedad. También albergó el famoso burdel Madame La Petit (uno de los más lujosos de la capital en sus tiempos) y la taberna La Mina (que también aparece en varias obras literarias).

endrets
endrets

 

 

Deja un comentario