×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

En un hospital de Sabadell, los niños entran al quirófano en un coche de juguete

Barcelona Secreta Barcelona Secreta

En un hospital de Sabadell, los niños entran al quirófano en un coche de juguete

 

Todo para humanizar un entorno que no puede ser más aséptico, más frío, más impersonal.

El equipo médico del centro quirúrgico del ambulatorio del hospital Parc Taulí de Sabadell espera la llegada. Los médicos y los auxiliares hacen un pasillo a un coche. Tres pasos detrás del niño, otro médico lleva un mando radiocontrol para guiar el recorrido del coche. Es un niño quien va dentro de un coche que se dirige al quirófano.

En Sabadell se han sustituido las camillas y los ansiolíticos —desde que se ha implementado esta medida, no ha sido necesaria la premedicación de ansiolíticos— por coches teledirigidos. Y no es una cuestión apreciativa. No es que alguien haya pensado que es una acción cuyas conclusiones positivas caen por su propio peso. No, hay publicaciones científicas que avalan que reduce la enfermedad en los más pequeños.

Lo mejor de esta idea es que se engloba en un contexto de más acciones orientadas a lo mismo. El hospital pediátrico trata de poner en marcha medidas para relativizar el enfrentamiento a una situación tan potencialmente traumática. Aquí hay payasos, hay jueguetes, hay salas con decoración infantil, hay muisca en el quirófano.

Todo para humanizar un entorno que no puede ser más aséptico, más frío, más impersonal.

Noticias