En Barcelona todavía queda un tren de vapor… y es en miniatura

Parece una atracción de Disneyland.

El parque (o bosque) de l’Oreneta sería como un parque más de Barcelona si no fuera porque no es un parque más de Barcelona –esta frase la firma M. Rajoy–. Y no lo es por la razón del titular: el parque de l’Oreneta tiene una cosa significativa y diferente con respecto a otros espacios verdes la ciudad. Hablamos de un tren de vapor en miniatura –hay otros parques como el Can Mercader de Cornellà y el Parc Catalunya de Sabadell que también tienen su propio tren, pero no es a vapor–.

El de l’Oreneta no es un tren miniatura del estilo modelista. O sea, no es algo que se pueda tener en el salón de tu casa. Es un tren que recorre 636 metros. Y su recorrido constituye la recreación de un viaje (parece) por algo similar a Lilliput. O una versión a la barcelonesa de Un pequeño mundo es.

El parque está en una montañita y el recorrido del tren se adapta a su orografía. Es por eso que en los 600 metros de recorrido, el tren pasa por tres túneles, dos puentes y un viaducto.

Lo único malo del asunto es que la atracción solo está en funcionamiento los domingos y festivos y de 10:30 a 13:30. Lo bueno, el resto. Incluso su precio: cada billete cuesta dos euros.

';return t.replace("ID",e)+a}function lazyLoadYoutubeIframe(){var e=document.createElement("iframe"),t="https://www.youtube.com/embed/ID?autoplay=1";t+=0===this.dataset.query.length?'':'&'+this.dataset.query;e.setAttribute("src",t.replace("ID",this.dataset.id)),e.setAttribute("frameborder","0"),e.setAttribute("allowfullscreen","1"),this.parentNode.replaceChild(e,this)}document.addEventListener("DOMContentLoaded",function(){var e,t,a=document.getElementsByClassName("rll-youtube-player");for(t=0;t