×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Naturaleza & Bienestar

Barcelona promueve la instalación de nuevas terrazas verdes en la ciudad

Y lo hace a través de un concurso en el que las propuestas ganadoras tendrán hasta 1.500 euros de presupuesto público.

By Barcelona Secreta

Barcelona promueve la instalación de nuevas terrazas verdes en la ciudad

Barcelona cada vez es más consciente de la necesidad de disponer de zonas verdes y áreas para el disfrutes del vecindario en una de las ciudades más contaminadas y, sin duda, la más turistificada del Estado. Y para incentivar este cambio y hacer partícipe de él a la sociedad civil el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha la segunda edición Concurso de Cubiertas Verdes (en este enlace puedes ver los proyectos ganadores de la pasada edición).

La iniciativa promueve la implantación de nuevas terrazas verdes en la ciudad a través de la participación de los edificios de viviendas en un concurso que arrancó el 3 de marzo y que se extenderá tres meses.

El objetivo es que cada comunidad presente una propuesta, entre las cuales las primeras 50 preseleccionadas tendrán una subvención de hasta 1.500 euros en concepto de gastos técnicos para la elaboración de los trabajos técnicos previos. Y de estas 50 propuestas seleccionadas, 10 recibirán una subvención de un 75% del valor del conjunto de actuaciones y de estudios técnicos necesarios y hasta un límite de 100.000 euros para cada cubierta verde.

Se podrán presentar a la convocatoria edificios de viviendas de titularidad privada, ya que el objetivo es que la cubierta suponga un beneficio de carácter colectivo o social para los residentes, quedando excluidas las cubiertas cuya finalidad sea llevar a término actividades que generen beneficios económicos.

Según el Ayuntamiento, lo que ellos denominan cubiertas verdes abarca desde «espacios verdes, huertos urbanos de autoabastecimiento, espacios de uso social o de captación de agua de la lluvia, y es compatible con la instalación de energías renovables. De este modo, se aportan múltiples beneficios en las relaciones sociales, se mejora el confort térmico y la calidad del aire, se crean nuevos espacios verdes, se favorece el paisaje urbano y se promueve la biodiversidad en el ciclo del agua de la ciudad y el ahorro energético».