×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura

10 canciones de Serrat para empezar bien la semana

Paula Fernández Paula Fernández

canciones de serrat

Si hay alguien digno de poner banda sonora al esplendor de Barcelona es, sin duda, Joan Manuel Serrat. Sentimos una debilidad especial por este cantautor, así que hemos escogido sus mejores canciones para darle algo de vidilla a la semana que comienza ¿Nos falta alguna?

1. Hoy puede ser un gran día: plantéatelo así . Nada mejor que este tema para sobrellevar el lunes con un poco de optimismo y con las ansias de matar rebajadas.

2. Pastillas para no soñar: vale, esta realmente es de Joaquín Sabina pero este directo que se marcaron durante su gira “ Dos pájaros de un tiro” no tiene desperdicio. Recordad, “si lo que quieres es vivir cien años, toma pastillas para no soñar”.

3. Esos locos bajitos: ¿alguien en la sala tiene poca paciencia con los niños? Si habéis levantado la mano, os sentiréis identificados con el momento: “niño, deja ya de joder con la pelota”.

4. Cantares: la versión cantada del poema más conocido de Antonio Machado. Cuando estés en plena vorágine del transbordo de Gràcia recuerda, “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Dicho de otro modo: algún día llegarás a donde quiera que vayas.

5. Mediterráneo: una de las canciones de Serrat más conocidas y la que mejor representa el espíritu marinero y vivaracho de los barceloneses.


6. Juan y José:¿tenéis un amigo de los de toda la vida? Pues nada mejor para alegrarse el lunes que hacer un afterwork para chismorrear y ponerse al día.

7. Algo personal: una crítica a la política , ácida y divertida. Si ni tu taza de Mr Wonderful consigue alegrarte el lunes, no reprimas tu ira y enfádate un poco más con el mundo a ritmo de jazz.

8. Toca madera: “al mal tiempo, buena cara; Y si a pesar de todo  la vida te cuelga  el «no hay billetes»  recuerda  que pisar mierda trae buena suerte”.

9. Lucía: los domingos por la tarde y los lunes por la mañana son los mejores momentos para recordar nuestros males de amor. Siéntete aún más desgraciado/a lloriqueando que “no hay nada más bello que lo que nunca he tenido, nada más amado que lo que perdí”.

 

10. Aquellas pequeñas cosas: rematamos la depresión post fin de semana recordando “aquellas pequeñas cosas que nos dejó un tiempo de rosas” o dicho de una forma más directa: los chascarrillos del viernes y sábado noche.