Barcelona tramita el cierre de las discotecas del frente marítimo

¿Adiós a Pachá, Opium, Carpe Diem y Shoko?

Ubicadas casi a pie de playa y entre la Barceloneta y Puerto Olímpico, las discotecas de la playa –Pachá, Opium, Carpe Diem y Shoko– parecen estar enfrentándose a sus últimos días. Y es que la concesión acaba este 21 de junio y la intención del Ayuntamiento no parece ser la de renovarla. No obstante, la última palabra la tiene el Estado.

La Zona Marítimo Terrestre, el emplazamiento en el que están ubicadas las discotecas, pertenece al Ministerio de Fomento, que se lo cedió a la ciudad que, a la vez, se lo cedió a las discotecas en la década de los noventa.

El Ayuntamiento ha dicho, además, que tres de las discotecas (todas salvo Opium) incurrían en ciertas deficiencias en materia de seguridad. A saber: falta de extintores, salidas de emergencia obstaculizadas y falta de iluminación en salidas de emergencia.

Ahora la intención del Ayuntamiento es dedicar los locales a otra finalidad casi completamente opuesta. Se pretende cambiar su uso a equipamientos, se pretende que sean destinados al Instituto de Ciencias Marinas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Foto de Portada: ElPeriódico