×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

¿Cuánto de verdad hay en estas fotos de las calles atestadas de gente?

Las redes sociales denunciaron un abuso en los paseos de los niños, pero todo es cuestión de perspectiva.

Lucía Mos Lucía Mos

¿Cuánto de verdad hay en estas fotos de las calles atestadas de gente?

Primer día de desconfinamiento infantil. Los niños y sus padres tomaron las calles el domingo[/trackLink] con el beneplácito del Gobierno y bajo una serie de estrictas condiciones que, sin embargo, muchas personas parecen haberse saltado a la torera, según muestran las fotos que los usuarios de redes sociales y medios de comunicación viralizaron ayer.

Estas imágenes ilustran un supuesto abuso masivo del alivio de la cuarentena que, sin embargo, podría tener truco. ¿Qué hay más allá de estas fotografías incendiarias?

Twitteros indignados y un Gobierno impasible

El hashtag #Niñosenlacalle se convirtió en el tema número uno de Twitter este domingo. Los mensajes denunciaban la irresponsabilidad de una multitud de padres que desoían las órdenes del Ministerio de Sanidad y atestaban las calles de todo el país.

Frente a la ira y la frustración plasmada en Internet, el Gobierno se mostraba satisfecho con el comportamiento de las familias y declaraba no haber registrado ninguna incidencia. Las fotos, sin embargo, ilustraban una realidad muy distinta a la relatada por las autoridades.

De la marea de denuncias online se desprendía impotencia y temor a un repunte de los contagios provocado por las aglomeraciones de las familias que pudiera redundar en que nadie salga a pasear ni hacer deporte a partir de este sábado.

Cuestión de perspectiva

La era digital nos ha enseñado que las imágenes pueden tener truco aunque no estén retocadas. No hace falta recurrir al fotomontaje para manipular la realidad representada en una instantánea: en ocasiones, tan solo es cuestión de miradas.

Entre tanta histeria virtual, algunas personas sacaron a relucir el poder de la perspectiva fotográfica e incluso compararon las fotos virales con otras tomadas con distintas lentes, vistas aéreas, mapas y otros recursos con los que demostraron que las distancias aparecían alteradas en esas imágenes compartidas hasta la saciedad.

El mismo debate estuvo abierto tan solo unos días atrás, cuando la gente dudó de la veracidad de esta foto en la que se ve Madrid desde Alcalá de Henares. Tanto en este caso como en el de los paseos se utilizó un teleobjetivo que distorsionaba la distancia entre objetos.

Por otra parte, y a pesar de los numerosos mensajes que acumulaba el hashtag, una rápida ojeada desvela que las mismas cinco o seis imágenes dieron la vuelta a Twitter: hubo muchos comentarios destacando las mismas fotos, y no muchas fotografías diferentes, como parecía a primera vista.

Un domingo como otro cualquiera

Dentro de la normalidad del confinamiento, no sucedió nada fuera de lo común. Esta mañana el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha comunicado que ayer no se pusieron más multas de lo acostumbrado. O, lo que es lo mismo, hubo tantas infracciones como siempre.

Marlaska afirma que el respeto a las normas en los paseos fue «ejemplar» y que solo hubo casos «puntuales» de incumplimiento. Una interpretación muy distinta de los acontecimientos a la que desató la debacle en las redes sociales, donde parecía que la elusión de las condiciones para pasear fue flagrante y generalizada.

El ministro del Interior ha apostillado en una rueda de prensa que «en las situaciones más graves, donde ya no cabía la labor pedagógica, se procedió a denunciar«. Además, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sentenció que si las salidas con niños no funcionan como espera el Gobierno, «se ajustarían los criterios» para realizarlas.

🧭 Con esta herramienta podrás saber hasta dónde puedes pasear en las salidas con niños.

Foto de portada: Twitter

Noticias