×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

En esta calle, primero se aplaude y luego se sacan las fregonas

El gesto se extendió y ya tiene nombre propio: la Fregonada de Lavapiés.

Barcelona Secreta Barcelona Secreta

En esta calle, primero se aplaude y luego se sacan las fregonas

Los vecinos de la calle Amparo, en Madrid, ya no aplauden a las 20:00h. O, no, no es del todo correcto: sí que aplauden, pero después de aplaudir, hacen un gesto de un simbolismo incontestable. Los vecinos que se asoman a lo largo de los 400 metros de calle que mide esta arteria madrileña, salen a sus balcones con fregonas y escobas y hacen, al aire, el gesto de limpiar.

El gesto, que se ha convertido en un elemento identitario de la calle, nació como una forma de saludo entre dos vecinos. Chema Fuentes y Mariano, amigos, viven ambos en la calle Amparo, pero no se podían ver. Era de noche (antes del cambio de hora), Chema no tiene balcón y ambos viven en el mismo lado de la calle. Así, Chema decidió sacar una fregona para hacerse ver.

«Es un movimiento a favor del buen rollo y el sentido del humor. Queremos defender la alegría. Yo quería que los vecinos conectásemos y nos conociésemos», dice Chema Fuentes en declaraciones a nuestras compañeras de Madrid Secreto. El gesto se extendió y el ejemplo, que ya tiene nombre propio (la Fregonada de Lavapiés), fue cundiendo entre los vecinos. Así, hasta crear lo que hoy es un efecto hipnótico.

Noticias