¿Por qué hay una gamba gigante en el Moll de la Fusta?

Barcelona, en el sentido monumental de la palabra, es una ciudad rara: un zoo estático e inane, un cuadro de Dalí en 3D.

Lo fácil para una ciudad, diría un barcelonés de pedigrí con el sentimiento chovinista enquistado en el pecho, es tener estatuas de héroes de guerra, de reyes, de generales, de santos. Lo difícil, diría, es tener gatos gigantes, un toro pensador, una jirafa coqueta, elefantes o una gamba gigante.

Prueba de ello es uno de los elementos más fotografiados de todo el paseo marítimo. Hablamos, claro, de la gamba (que se parece más a una cigala o a una langosta que a una gamba) de Paseo Colón.

Su historia, como la de muchas otras cosas de la ciudad (las dos expos y las olimpiadas son tres de las referencias a partir de las cuales se puede constituir un registro monumental de la ciudad), empieza con un gran evento. En este caso, el gran evento fueron las Olimpiadas de 1992.

44309787_1764510136993028_2625890745221039663_n

Los años siempre corren y, en este caso, corría 1989 cuando el Ayuntamiento de Barcelona empezó a llenar el Moll de Fusta de restaurantes. Restaurantes, huelga decirlo, que iban a tener una presencia circunstancial: licencia para estar unos cuantos años y fuera.

El caso es que uno de los restaurantes, el Gambrinus, instaló en sus puertas una gamba gigante. La gamba, como no podía ser de otra forma, la diseñó un artista de apellido Mariscal. Javier Mariscal, toda una institución en el mundo del diseño, quizás notablemente conocido por Cobi hizo el dibujo de la gamba y Manolo Martín, fallero, la construyó. La construyó en tres meses usando porexpan y poliéster ignífugo.

Los años pasaron, la licencia expiró y la gamba quedó. No sin cierta polémica mediante. El Ayuntamiento la compró, la restauró y en 2004 la instaló en el sitio en el que está y que todos hoy conocemos.

gambrinus1

(Visited 39 times, 1 visits today)

Tags:

You May Also Like

Rosalía ya tiene un mural en Barcelona

Rosalía y el talento de uno de los mejores grafiteros de la ciudad proyectando su imagen sobre un ...

La Apolo, el lugar que pudo ser cualquier cosa y fue una discoteca

Apolo cumple 75 años y lo celebramos recordando su historia, Como perder la virginidad o como el recuerdo ...

¿Sabías que L’Hospitalet tuvo playa?

Aquí una miniclase de historia. Contra lo absurdo que pudiera parecer: juntar en la misma frase Hospitalet y ...

';return t.replace("ID",e)+a}function lazyLoadYoutubeIframe(){var e=document.createElement("iframe"),t="https://www.youtube.com/embed/ID?autoplay=1";t+=0===this.dataset.query.length?'':'&'+this.dataset.query;e.setAttribute("src",t.replace("ID",this.dataset.id)),e.setAttribute("frameborder","0"),e.setAttribute("allowfullscreen","1"),this.parentNode.replaceChild(e,this)}document.addEventListener("DOMContentLoaded",function(){var e,t,a=document.getElementsByClassName("rll-youtube-player");for(t=0;t