×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Los tableros de ajedrez de la serie ‘Gambito de dama’ llevan el sello ‘made in Barcelona’

La empresa responsable de su fabricación ha doblado su producción.

Barcelona Secreta Barcelona Secreta

Los tableros de ajedrez de la serie ‘Gambito de dama’ llevan el sello ‘made in Barcelona’

 

La serie Gambito de Dama ha sido uno de los fenómenos televisivos del 2020, de eso no cabe duda. Pero pocos podrían imaginar que esta ajedrecista estadounidense de los años 60, interpretada por Anya Taylor-Joy, estaría jugando (o simulando jugar) sobre tableros de ajedrez fabricados tan cerca de donde uno lee esto. Concretamente, en la provincia de Barcelona, en el municipio de La Garriga.

Así lo adelantaba RAC1, señalando a los responsables de los tableros más vistos de la historia de este deporte: Rechapados Ferrer. Esta empresa llevaba fabricando tableros desde hace más de 50 años cuando descubrieron que sus producciones aparecían en la serie de Netflix.

Ahora, los pedidos les llueves desde Francia, el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia o Japón, y han llegado a doblar la producción. «Se ha multiplicado por diez lo que habríamos vendido un noviembre o un diciembre normal. Nosotros fabricamos y servimos, pero sí que teníamos unos modelos más básicos en stock y han desaparecido de golpe», explicaba a RAC1 Joan Ferrer, propietario de Rechapados Ferrer, quien asegura que el negocio vive un auge inesperado gracias al empujón y el fenómeno fan desatado por la producción de Netflix.

La fabricación de estos tableros es un proceso eminentemente artesanal, gran parte del cual se realiza a mano. Es por ello que para sus responsables fue tan fácil reconocerlos en la televisión. “Somos 12 personas, ni siquiera tenemos comerciales. Al principio pensé que una serie sobre ajedrez no iba a tener éxito. Y al final ha sido la serie. La escena más emocionante para mí es la fase final, cuando la cámara sobrevuela por encima de los jugadores y nuestros tableros, un modelo con marquetería roja y amarilla de estilo barroco que hacemos para un cliente alemán, que fue quien proveyó al equipo de producción de la serie”, comentaba al diario El País David, hijo de Joan.

No es de extrañar que a la empresa barcelonesa le haya ido tan bien. Según Netflix, 62 millones de hogares empezaron empezaron a ver la serie durante las cuatro primeras semanas en emisión. La cifra ha ido aumentando. Con apenas siete capítulos esta miniserie se ha convertido en la más exitosa de las series cortas de la plataforma, pero también ha salpicado a otros ámbitos: las búsquedas de tableros en eBay su dispararon un 250 por ciento y el portal de ajedrez online Chess.com multiplicó por cinco su número de usuario. 

Qué Hacer