Sato i Tanaka, una verdadera taberna japonesa en l’Eixample

share on:
44736188_202979333933094_141594520252375612_n
Los mejores nigiris de toda la ciudad se comen en carrer del Bruc, 49.

Sato i Tanaka, a diferencia de Ortega i Gasset o de Ramón y Cajal, sí que son dos personas. Son dos itamaes –jefe de cocina japonés. Y además de dar nombre al restaurante que regentan, alimentan a sus visitantes. Casi casi directa y literalmente.

Y es que Sato i Tanaka es, por estética y disposición, una clásica taberna japonesa. Este tipo de negocios se definen, además de por la excelencia de su materia prima y la calidad en la elaboración, por la disposición en barras.

Bien, pues Sato i Tanaka tiene dos barras: una la lleva Aki Tanaka y la otra, Ryuta Sato.

Processed with VSCO with a6 preset
Processed with VSCO with a6 preset

Otra de las características que definen a una taberna japonesa es la limitación del aforo. En Sato i Tanaka apenas caben 15 personas. Quien mucho abarca poco aprieta, dice el refrán. Aquí se abarca poco y se aprieta mucho a base de lo que han venido a ser catalogados como “los mejores nigiris de Barcelona”.

¿Por qué los mejores? Porque si leerlos genera una producción de saliva insana, imagínate probarlos. A saber, el nigiri de navaja, el nigiri de salmonete, el nigiri de gamba roja.

P1480832-1024x769

Contra lo que cabría pensar, no es necesario empeñar el medallón para probar su menú. Los precios en Sato i Tanaka son insultantemente accesible. Dependiendo de lo que quieras, claro. Puedes comer al medio día por 15€. Y también probar el menú degustación por 55.

Harina de otro costal es lo de encontrar sitio. Su escaso aforo convierte en cándido a quien quiera ir sin reservar.

Artesanos de una cocina en expansión, luthiers del sushi o virtuosos de la cocina. Sato i Tanaka es lo más cerca que se puede estar de Japón sin coger un avión.

Sato-i-Tanaka-5