×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Noticias

Una firma de moda paraliza su producción para fabricar mascarillas

La tela destinada para camisas ha sido cortada para mascarillas que usarán los sanitarios.

Barcelona Secreta Barcelona Secreta

Una firma de moda paraliza su producción para fabricar mascarillas

Desde su taller de Manises, en Valencia, la firma The Are ha decidido aportar su grano de arena a la difícil situación que estamos atravesando con la fabricación de mascarillas. En lugar de continuar con la producción de su línea de ropa, su taller y recursos se han puesto a disposición de la fabricación de este elemento tan difícil de encontrar ahora mismo. Estas mascarillas se destinarán al personal sanitario de toda España que cada día tiene que tratar a pacientes afectados de coronavirus.

«En estos momentos todo suma, cualquier cosa que podamos hacer puede ser de gran ayuda para superar esta crisis. Unidos lo conseguiremos», explica Rocío Botella, la diseñadora de The Are.

Tras una llamada de teléfono en la que se les pedía esta ayuda, Botella decidió darle otra salida al tejido 100% algodón que estaba destinado para las camisas de la colección de verano. Esa tela era la más apropiada para la confección de las mascarillas y en la primera mañana consiguieron marcar más de 500, que después coserían y distribuirían.

«Hemos cortado el tejido en cuadrados de 21×21 centímetros y les hemos cosido dos cintas. Para los médicos, y el personal sanitario en general, es más cómodo llevar las mascarillas atadas que las que llevan gomas elásticas», apuntaba Botella.

Al anunciar en sus redes sociales su iniciativa, otras personas contactaron con el equipo de The Are dispuestas a sumarse en la fabricación de estas mascarillas. «Es muy bonito ver cómo nos está uniendo esta crisis y las ganas que tenemos de que termine para recuperar nuestra vida normal», subraya Botella. La primera tanda de mascarillas se distribuirá de forma inmediata y tras ella, continuarán produciendo más.

The Are, firma de moda joven nacida en 2014, es otra de las pequeñas empresas que sufrirá las consecuencias económicas que la crisis del coronavirus está provocando, pero desde su equipo afirman que lucharán contra las circunstancias para «volver a operar con normalidad lo más pronto posible».