El árbol más viejo de España está en Cataluña

share on:
img_6030
Es un olivo, está en Ulldecona -un pueblo de apenas seis mil habitantes del que peculiarmente han salido dos futbolistas de primer nivel- y tiene 1704 años.

Antes de nada, una justificación que va a sonar a excusatio non petita accusatio manifesta. Puede ser cierto que para que esta noticia figure en este medio sería necesario que nos cambiásemos el nombre a Tarragona Secreta. Pero es que entonces nos tendríamos que privar de hablar de la otra y secreta Sagrada Familia o de las Cuevas de Benifallet.

Aclarado esto, vamos con el tema. Hace tres años y como parte de un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, se descubrió que el árbol más viejo de España está en Cataluña. Es un olivo, está en Ulldecona -un pueblo de apenas seis mil habitantes del que peculiarmente han salido dos futbolistas de primer nivel- y tiene 1704 años.

La zona precisa en la que está se le conoce popularmente como la Farga de Arión. La Farga de Arión es una finca de 80 hectáreas en la que también hay almendros y algarrobos y que se llama así porque su propietario durante el Siglo XVII fue un tal Hilarión.

En un contexto más amplio cabe decir que el olivo -y consecuentemente la finca- está en el Territorio del Sénia. Este territorio es un conglomerado de 27 pueblos en el que se concentra el mayor número de olivos monumentales del mundo. Aunque, tristemente, en los últimos años, los propietarios de los olivos se están viendo obligados a venderlos a grandes empresas para adquirir otros olivos más productivos.

Volvamos a Ulldecona para señalar un par de cosas. Una, la Oficina de Turismo de Ulldecona organiza excursiones para conocer la zona y probar el aceite que producen. Dos, Para medir la edad del árbol, se usó tecnología de telemetría láser en vez de Carbono 14 u otras técnicas. ¿La conclusión? Que el olivo fue plantado en el año 314, bajo el mandato del emperador Constantino I -sólo Dios sabe lo que ha visto este árbol-.