El Jardín de la Casa Ignacio Puig, un oasis oculto en el centro de Barcelona

share on:
eden
Sorpresa: en Las Ramblas aún quedan sitios que desconoces.

Oasis: “Sitio con vegetación y a veces con manantiales, que se encuentra aislado en los desiertos arenosos de África y Asia”. Ni desierto, ni arena ni África ni Asia. Entonces, ¿por qué todo aquel que visita el Jardín de la Casa Ignacio Puig? Bueno, sí, estamos siendo más papistas que Benedicto XVI. Evidentemente es por la fortaleza alegórica de la palabra.

No es desierto, sino todo lo contrario: es bullicio y son coches y son hordas de turistas. Y no es el alivio de quien encuentra el agua. Es la quietud que rompe con el bullicio.  Es la calma no antes ni después sino durante la tormenta.

la-foto-1_1

Laureles, magnolias y tilos pertenecientes a un espacio público al que para llegar tienes que cruzar el vestíbulo del Hotel Petit Palace Opera Grade (Boquería, 10). “El espacio público más escondido del barrio Gótico”, así lo define la Xarxa Veïnal de Ciutat Vella.

Pocos espacios recogen mejor la ironía de ser de titularidad privada, pero de uso público. Al menos lo son desde las 10 hasta las 18.

Entre cemento y turistas: un lugar verde y vacío. Un viaje a un sitio romántico que te lleva a pensar que estás fuera de Barcelona y que (quizás por eso) desconocen la gran mayoría de los barceloneses.

image (5)