×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Cinco pelis navideñas de sobremesa que hay que ver

Hablamos con la persona detrás de @pelidetarde, la cuenta de Twitter y el blog que reivindican el género del "cine-siesta".

Antonio Pineda Antonio Pineda - Redactor

Cinco pelis navideñas de sobremesa que hay que ver

(Este artículo fue publicado originalmente por Isabel Nieto en Madrid Secreto)

Después de una larga temporada de películas alemanas, de psicópatas, catástrofes y monstruos asesinos, al llegar estas fechas el cine de sobremesa –ese que se emite después de comer y cuyo principal competidor es, precisamente, el sueño– se vuelca en un género que llena los catálogos de las cadenas de televisión –y, cada vez más, el de las plataformas­–: las películas navideñas de sobremesa.

Como toda buena película de tarde que se precie, las navideñas también se rigen por unos códigos y patrones que se repiten hasta la saciedad y que las hacen predecibles para que, en caso de que los espectadores se rindan ante el sueño, al despertar puedan reengancharse a la trama sin dificultad y confirmen lo que ya sabían que iba a ocurrir a los cinco minutos de metraje.

Un desfile de pueblos encantadores que probablemente huelen a cupcake recién hecho, paisajes nevados, regalos y parejas –presumiblemente de clase media, blancas, heterosexuales y con sonrisas perfectas– envueltas en outfits a juego en tonos verdes y rojos componen este collage del catálogo navideño.

Una colección que parece hecha a base de «copia-pegas» y que hace que nos preguntemos si, en el fondo, no serán todas la misma película –aunque eso no nos impida verlas, e incluso disfrutarlas– y si existe una relación directa entre la industria de las pelis de tarde y la de las imágenes de stock.

La persona detrás de @pelidetarde (48k seguidores), que por ahora prefiere no desvelar su identidad «porque le da más gracia a la cuenta», no solo comparte sinopsis o transforma la actualidad en un argumento de peli de sobremesa a golpe de tuit: en su blog homónimo ha entrevistado a Pilar Eyre, fan del género, o a Lluïsa Valldaura, la actriz de un conocido anuncio de pasta de dientes.

Su entrevista soñada sería con Eric Roberts, «el hermanísimo de Julia Roberts, que es el ídolo de las sobremesas«. Ha intentado contactar con él, pero más allá de un par de likes de momento no ha tenido éxito. Aunque –sostiene– es un comienzo.

¿Cómo surge la idea de abrir una cuenta para reivindicar el género?

Siempre me ha gustado mucho el cine y hace unos años un amigo mío me insistió en que me hiciera Twitter. Vi que había demasiadas cuentas de cine al uso y decidí centrarme en las pelis de tarde, que es un tipo de película que todo el mundo ve, aunque nadie reivindica. Más adelante, a la vista de que tuvo cierto éxito y de que a la gente le gustaban mis comentarios, decidí ampliarlos un poco más en el blog.

Se puede decir que son de baja calidad, que se hacen como churros y que tampoco son las típicas películas que sacas en una tertulia con tus amigos para lucir tus conocimientos cinematográficos, pero lo cierto es que todo el mundo las ve o las duerme en familia, en un día de resaca… y creo que merecían su espacio.

¿Cuáles son los ingredientes que tiene que tener una película para ser una perfecta peli de sobremesa navideña?

La clave es que el protagonista –bueno, la protagonista en la mayoría de los casos– tiene que ser alguien de ciudad que está desencantada con la Navidad y con el amor. Eso es clave: son personas que no creen en la Navidad. Y por algún motivo, tienen que volver a un pueblo por esas fechas. Tampoco tiene por qué ser el suyo, pero normalmente lo es porque tienen que visitar a su padre, que está solo porque falleció su madre, y tienen que ayudarlo en la tienda de venta de árboles de Navidad.

Entonces regresan de mala gana, pensando en pasar allí solo dos días, pero algo –una tormenta de nieve, un problema en el coche– les obliga a quedarse más, reencontrándose con su amor de infancia o del instituto, que normalmente es veterinario, y vuelven a creer en la Navidad y en el amor.

Esos pueblos son como un Vigo gigante [risas]: están obsesionados con las luces, con la Navidad, cumplen todos los protocolos navideños… Y claro, a la pobre protagonista no le queda más remedio que creer de nuevo, porque casi la obligan a ello.

Y dentro de eso hay subgéneros…

Sí, de hecho hay bastantes. En EE.UU. no sé por qué muchas veces relacionan la Navidad con la realeza. En algún momento suele haber un viaje a Europa y algún príncipe que conoce a una plebeya estadounidense y se enamoran y se casan en Navidad.

También es habitual el intercambio de vidas: unos familiares que no se conocían y son idénticos se cruzan en un tren y se cambian las vidas durante una semana sin que sus familias se den cuenta. Yo quiero creer que si me cambiase con alguien parecido a mí mi familia se daría cuenta [risas]. Lo que no hay es subgéneros de psicópatas en Navidad. Todavía no se ha explorado, pero estaría bien, sería la fórmula perfecta: un tono de película navideña y de repente se tuerce. Sería fantástico.

Qué cinco películas navideñas de sobremesa hay que ver según @pelidetarde

1. Las ‘Lacey Chabert’

‘Time for us to go home for Christmas’, una de las pelis navideñas de sobremesa de Hallmark. La empresa de tarjetas de felicitación es de las productoras más importantes del sector, bajo el sello Hallmark Movies & Mysteries. || Crédito editorial: IMDb

Hay un subgénero en sí mismo que son las ‘Lacey Chabert‘. Es una actriz que salía en Chicas Malas (‘Mean Girls’), y ella misma es un género: no sabría distinguir sus películas o recomendar una de ellas porque son todas exactamente iguales. Da la sensación de que la tienen criogenizada el resto del año y cuando llega noviembre la descongelan para actuar. Vive en una Navidad permanente rodeada de muérdago, de árboles de Navidad… Una película de Lacey Chambert hay que verla, seguro.

Sin duda, hay donde elegir: desde ‘The Christmas Waltz‘ («Una mujer abandonada por su prometido un mes antes de su boda navideña decide seguir con las clases destinadas a su baile nupcial») o ‘Time for us to go home for Christmas‘ («Cinco personas son misteriosamente invitadas a una celebración en un hostal para celebrar la Navidad. Con la ayuda del dueño, Ben, Sarah descubre que están conectados por un evento del pasado que podría cambiar sus vidas para siempre») hasta ‘Orgullo, prejuicio y muérdago‘ («Darcy vuelve a casa para las vacaciones y enseguida se encuentra con Luke, su viejo enemigo del instituto. Juntos organizan una gala benéfica navideña y se dan cuenta de que sus primeras impresiones del otro quizá no fueron acertadas»).

2. ‘Dolly Parton: Navidad en la plaza’ (2020)

‘Dolly Parton: Navidad en la plaza’ || Crédito editorial: IMDb

Tampoco puede faltar algún estreno de plataforma, para que sigan apostando por ellas. De hecho en el blog el año pasado comenté una que me sorprendió mucho en Netflix: ‘Dolly Parton: Navidad en la plaza.’ La película tiene de protagonista a Regina Fuller (interpretada por Christine Baranski), «una mujer adinerada y desagradable que regresa a su pueblo natal al morir su padre, en vísperas de Navidad. Su único objetivo es desocupar las tierras que le pertenecen y venderlas», recoge la sinopsis del film en IMDb.

Las plataformas más populares están apostando cada vez más por estas películas de tarde navideñas, y España no es una excepción. Prueba de ello es que Netflix estrena esta Nochebuena ‘A 1.000 km de Navidad’, dirigida por Álvaro Fernández Armero, con un reparto que incluye a caras conocidas –y reconocidas– como Tamar Novas, Peter Vives, Andrea Ros o la recientemente fallecida Verónica Forqué. En cuanto a los cines, el pasado mes de noviembre Fernando Colomo estrenó ‘Cuidado con lo que deseas’, interpretada por Dani Rovira, Cecilia Suárez –muy conocida por su papel como Paulina en la serie ‘La casa de las flores’–, Vicente Romero Sánchez o José Sacristán.

3. ‘Navidad de una adicta a los zapatos’ (2018)

‘Navidad de una adicta a los zapatos’ || Crédito editorial: IMDb

Otra que está muy bien es ‘Navidad de una adicta a los zapatos’, es una película muy loca que está en Prime Video. Su sinopsis en IMDb reza lo siguiente: «Noelle se queda encerrada en unos grandes almacenes en Nochebuena. Allí conoce a una mujer que se identifica como su ángel de la guarda y que le presentará a los fantasmas de sus Navidades pasadas, presentes y futuras».

4. La recomendación bizarra: ‘A karate Christmas Miracle’ (2019)

No quiero dejar de recomendar una película muy bizarra que se llama ‘A karate Christmas Miracle’. Está en YouTube y no está subtitulada ni doblada, pero es de las más absurdas que vi en mi vida, y además sale Eric Roberts unos segundos. Es una peli que va de un niño que pierde a su padre en unas circunstancias muy locas y que considera que si logra el cinturón negro de kárate antes del día de Navidad su padre volverá de entre los muertos. Realmente una película que si la gente tiene tiempo y entiende un poco de inglés debería ver una vez en la vida.

Y no es la única persona que opina así: la reseña destacada en IMDb le da un 10/10 y se titula ‘Everything You Never Knew You Needed In A Movie – Will Change Your Life (‘Todo lo que no sabías que necesitabas en una película – Te cambiará la vida’).

5. La recomendación de un clásico: Y de repente, ¡otra vida! (2013)

‘Y de repente, ¡otra vida!’ || Crédito editorial: IMDb

También recomendaría como clásico imprescindible una que se llama ‘Y de repente, ¡otra vida!’. Una de las actrices protagonistas, Jennie Garth, salía en ‘Sensación de vivir’, la telenovela juvenil de los 90. Además, es la imagen que yo tenía de avatar cuando abrí la cuenta: una amiga me la caricaturizó y ahora es un dibujo, pero está sacada de esta película, que cumple con todos los tópicos de las de Navidad.

Puede que, como decía en un artículo en S Moda de Carmen López, «La vida, en el fondo, sea una peli de tarde«. Y qué mejor manera de pasar estas fiestas que en el sofá, al calor de una manta, viendo –o durmiendo– una buena película navideña de sobremesa.

Cultura