×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Naturaleza & Bienestar

Una playa desértica, casi virgen y gigante a escasos minutos de Barcelona

Desértica. Ese es probablemente el primer adjetivo que le viene a la cabeza a quien le obligan a definir la playa del Remolar.

Barcelona Secreta Barcelona Secreta

Una playa desértica, casi virgen y gigante a escasos minutos de Barcelona

Una cosa bastante común en los comentarios de los artículos de lugares secretos es que se nos dice que estamos desvelando lugares de ocio y disfrute para los barceloneses. Que al decirlo se saturarán de gente. Con la playa del Remolar no ocurrirá eso: es jodidamente grande.

Porque es así: unos cuantos kilómetros de arena fina en una playa a la que se va ex profeso. Es decir, no es la Nova Icària o la Barceloneta. Qué va. La del Remolar no es una playa a la que se llegue por azar o en un paseo (a no ser, claro, que seas Forrest Gump en su etapa Paquillo Fernández).

La playa del Remolar se caracteriza -además de por parecerse más al Sahara que a la Barceloneta- por tener un ajetreado tráfico aéreo. Dada su cercanía al Prat, puede darse el caso de que estés leyendo a Flaubert y que la lectura quede momentáneamente interrumpida por un Boeing 737. Por un Boeing 737 o por cualquiera de los pájaros que forman este denso ecosistema de aves: al lado está el espacio natural Remolar Filipines.

Glorificaciones y descripciones a un lado, cabe decir que si decides ir en autobús tardarás lo mismo que en llegar a Zaragoza en AVE. Una hora y media viendo la periferia barcelonesa. Se accede (si decides hacerlo en coche) por una carretera de sentido único que te hace sentir como si estuvieras en un safari: el camino es casi selvático.

En el link te dejamos la dirección de la Playa del Remolar. Una playa, ya acabando esto, que no tiene muchos servicios. Algún chiringuito, sí, pero no hay aseos, duchas, papeleras o hamacas. De ahí que digamos que es una playa casi virgen.