×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Las 5 mejores obras de Ricardo Bofill, el heredero de Gaudi

Barcelona Secreta Barcelona Secreta

Las 5 mejores obras de Ricardo Bofill, el heredero de Gaudi
Ricardo Bofill (Barcelona, 1939) es uno de los arquitectos más importantes del mundo contemporáneo.

Vaya por delante de todo que lo del titular -hacerle valedor del epíteto de heredero de Gaudí- es una licencia poética del tamaño de una de sus construcciones. Hay un abismo estilístico, biográfico, metodológico y conceptual entre un arquitecto y otro. Pero, claro, si somos capaces de afirmar algo así y no queremos ostentar el adjetivo de hiperbólicos o de mentirosos es porque algo de cierto hay.

Es cierto que las diferencias empiezan en algo que señala Jara Atienza en un artículo de La Vanguardia: “Antonio Gaudí se basaba en la naturaleza para crear obras, como la Sagrada Familia, que lo convirtieron en el máximo representante del modernismo catalán. Sus discípulos, en cambio, le han dado la vuelta a su manera de crear y han cogido lo más alejado a lo natural- como lo es una fábrica-”.

Aunque lo que dice Atienza puede ser interpretado como un arma de doble filo. Ricardo Bofill no es un heredero continuista que recoge el testigo. Es un heredero natural o acorde al contexto arquitectónico. Gaudí como máximo exponente del modernismo y Bofill como máximo exponente del postmodernismo. Una etapa y la que le sigue.

cover38

Si seguimos tendiendo puentes entre uno y otro, no se nos pueden escapar las aportaciones de ambos en lo referido a la modificación del skyline de Barcelona. De Gaudí, todos sabemos lo que hizo; de Bofill, quizás el lector no sabe que fue quien pergeñó el Hotel W. Un edificio, por cierto, vendido a unos cataríes por el doble de lo que costó.

La internacionalización de la obra de Ricardo Bofill fue casi inmediata. Mientras que de Gaudí sólo hay un par de edificaciones fuera de Cataluña (ambas en la provincia de León), de Ricardo Bofill -¡ah, por cierto, consuegro de Julio Iglesias!- se puede decir que ha trabajado en trentaipico países. Ha dirigido proyectos de diseño urbano como la Place de l’Europe en Luxemburgo o el Port Praski de Varsovia.

Kirchberg_Luxembourg

En el palmarés anecdótico (si se acepta la locución) de Bofill hay algunas curiosidades ineludibles como que construyó su primera casa a los 19 años. Igual que un Cortázar o un Fresán escribiendo su primer relato a edad temprana, Bofill fue prodigioso casi desde que pudo fumar tabaco. Antes, realmente, por eso su madre le decía (imaginamos) aquello de que era “un niño especial”.

Ricardo Bofill, disidente y exiliado “voluntario” durante el franquismo, también incursionó en el cine. Dirigió un par de películas y unos cuantos cortos. Su obra teórica también es profunda y admirada.

Otra cosa que también es una licencia poética es lo de las mejores obras. Realmente (y ya que es lo que nos interesa por ser la página que es) vamos a hablar sucintamente de sus obras en Barcelona. Que aquí están.

1. La Fabrica

Es probablemente la más sorprendente. Una fábrica de cemento cubierta por vegetación. Su interior es minimalista, luminoso y sobrio. Ricardo Bofill vive en La Fábrica para la que ha trabajado durante 45 años. (Lo cual recuerda ligeramente a la casa de Xavier Corberó)

10_bofill_lafabrica_popup

CIVERA_Bofill_266-02-600x402

2. El Teatro Nacional de Catalunya

teatro-nacional-de-cataluna

3. Walden 7

Se le llamó originalmente Ciudad del Espacio y está inspirada en una obra de ciencia ficción. Lo forman 18 torres y en ella residen un millar de vecinos.

DUJnmXdW0AE5A6y

walden1

4. Hotel W

Vista-general-del-Puerto-Olímpico-de-Barcelona

5. T1 El Prat

Ricardo_Bofill_Taller_Arquitectura_New_Barcelona_Airport_T1_spain_23-©-Lluis-Carbonell

Terminal_II_Barcelona_Airport_Spain_Ricardo_Bofill_Taller_Arquitectura_01

 

Cultura