×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Nuevos habitantes: las ratas de laboratorio invaden el centro

Barcelona Secreta Barcelona Secreta

Nuevos habitantes: las ratas de laboratorio invaden el centro
La preocupación ha llegado al Ayuntamiento dado su tamaño potencial y la velocidad a la que se reproducen.

Empezaré con una breve anécdota: a mi madre le regalaron un hámster a traición, se deshizo de él dejándolo en el taller de mi tío, el hámster (la hámster a la postre) desapareció, debió encontrar algún congénere y al cabo de pocos días había una auténtica colonia en el taller.

¿Qué quiero decir con esto? Que las ratas y derivados se reproducen a una velocidad frenética. De ahí que se hayan encendido las alarmas en la empresa responsable del control de plagas en Barcelona después de haber visto más de una rata de laboratorio en la Plaza Catalunya.

Lo más probable, asegura un trabajador de esta empresa en declaraciones a La Vanguardia, es que bastaba con que un ejemplar se haya escapado de un laboratorio, de una casa o de una tienda de animales para que se haya sembrado el «caos».

Caos, sí: estas ratas crecen mucho más que las cobayas.

Está claro que el problema de las ratas no es nuevo: cualquiera que haya cogido el Metro un sábado durante la madrugada habrá visto corretear a algun roedor. Tan viejo es el problema y tanta la preocupación que en julio del año pasado se empezó un censo de ratas del subsuelo. La preocupación también es mesurable en números de actuaciones: de las 12.600 en 2016 a las 15.600 en 2017. 

El problema añadido que presentan las ratas blancas de laboratorio frente a las clásicas ratas de cloaca es que se esconden en las madrigueras escarbadas entre setos para acomodar a su progenie.

Esta problemática, además, implica o supone un sutil regreso del campo a la ciudad, ya demostrable con la presencia de jabalíes en determinadas zonas urbanas.

Foto: Ana Jiménez

Fuente: La Vanguardia

 

Noticias