×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura

Los mejores vermuts de Barcelona

Una lista de auténticos templos con este clásico del domingo.

Tania Segura Tania Segura

mejores vermuts de barcelona

Hay quienes prefieren la cerveza (en cualquiera de sus posibilidades: caña, jarra, quinto…) y no ven más allá de la eterna rubia, pero hace años que el vermut empezó a ponerse de moda. Un clásico del domingo ideal para acompañar con aceitunas, unas chips o con lo que te de la gana. En Barcelona puedes tomar muy buenos vermuts junto a los yayos de toda la vida o en bares más modernos y cosmopolitas. ¿Dónde lo prefieres?

V de Vermut

Este carismático local es un antiguo teatro de los años 20. Conserva la taquilla y una elegante alfombra roja. Puedes disfrutar de sus vermús, pero también de un cóctel personalizado. Una experiencia con los cinco sentidos.

Carrer de Manso, 1

Morro Fi

Lo que empezó siendo un blog de recomendaciones gastronómicas de Barna se ha convertido en uno de los mejores lugares para hacer culto al vermut. Actualmente cuentan con 4 locales (que parecen haber sido conquistados por los hipster), pero nosotros seguimos prefiriendo luchar por llegar hasta la barra del primero de ellos para abrir el apetito con su vermut.

Consell de Cent, 171

La Bodegueta de Ca’l Pep

Pequeña y acogedora, mantiene la misma esencia desde que se abrió en 1929. El vermut es casero y se acompaña, sobre todo, de conservas de calidad y de tapas de pescado. Buen aperitivo marinero sin ir hasta la Barceloneta.

Canalejas, 12

Quimet i Quimet

No se le puede poner ninguna pega a Quimet. Cerveza de elaboración propia, una carta de vinos para perderse y uno de los mejores vermuts de grifo que nos hemos llevado a la boca. Si a eso le añadimos que sus tapas son todavía mejores…es el lugar ideal para el aperitivo y para quedarse a comer.

Poeta Cabanyes, 25

Bodega Quimet

Parece el primero hermano del anterior, pero es un local completamente distinto. Uno de los templos del vermut en el barrio de Gracia. No puedes perderte su tabla de embutidos. Es uno de los pocos sitios con solera que aún quedan en Barcelona. Y decimos con solera sabiendo bien lo que decimos.

Vic, 23

Senyor Vermut

Sus 40 variantes de vermut son motivo más que suficiente para pasarse por el Senyor Vermut, al que recomendamos ir cuando no tengáis que trabajar al día siguiente, porque vais a querer probar más de un tipo. Tiene un ambiente muy variado pero con muy buen rollo.

Provença, 85

Bar Bodega Chiqui

Es un bar clásico, por lo que no resulta extraño encontrar a los más indies de la ciudad condal tomando vermuts con los clientes de siempre. El pelirrojo se sirve con sifón y bien fresquito (y se puede comprar a granel), para que entre bien. Además, lo puedes acompañar de alguna de las raciones del bar, pequeñas, pero económicas.

Vilamarí, 29

Espai Vermut

El interior del local es muy pequeño, pero eso también tiene su encanto. Eso sí: cuentan con una terraza que es la gloria y un vermut de la casa que es un reserva de Reus a granel. Brutal.

Còrsega, 699